Buscar













Ampliar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño de texto Facebook
Publicado el: 2016-12-28

La gobernadora y Frigerio recorrerán obras y pondrán en marcha la construcción de un azud

Beneficiará al norte de Santiago.


En el marco del Plan Nacional del Agua, la gobernadora de la provincia, Claudia de Zamora, junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio participarán del acto de colocación de la piedra basal donde iniciará la obra del azud de Cruz Bajada y de derivación sobre el río Salado, canal de enlace y empalme al Canal de Dios.

El acto dará inicio cerca del mediodía, y participarán también la subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano, Marina Klemensiewicz; el titular del plan Belgrano José Cano y el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa.

Las autoridades realizarán también un recorrido de obras de agua potable, cloacas y otro tipo de intervenciones, enmarcadas dentro del Plan Nacional de Hábitat y que impactarán en este caso en la localidad de Colonia El Simbolar (Robles), además de encararse trabajos similares en otras localidades.

En el caso de la obra hídrica a ejecutarse en un plazo aproximado de 30 meses, el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, destacó: "Con el azud Cruz Bajada, estamos cumpliendo el compromiso que hemos asumido en la reunión de gabinete ampliado que tuvimos con el presidente Macri y la gobernadora Claudia de Zamora, cuando estuvimos en Santiago (en mayo de este año), y nos plantearon la relevancia de esta obra estratégica para el norte santiagueño, por eso le dimos esta posibilidad de destinar el financiamiento y atención que el proceso no se demore y arranque la obra cuanto antes", recordó.

Sobre la importancia de la obra, reconoció que ‘hace mucho tiempo que la provincia planea la ejecución del azud, y su puesta en marcha, significa que generará empleo, actividad económica y una infraestructura que mejorará la calidad de vida de la gente y las posibilidades de producción en la región", enfatizó.

La obra se ubicará en el departamento Copo; permitirá garantizar agua para consumo y regular las crecidas del río Salado en el norte.

Bereciartúa recalcó que "la construcción del azud tendrá un presupuesto estimado de 1200 millones de pesos".

"Se tratará de un azud derivador de 190 metros de ancho, y se integrará con un canal derivador que nos va a permitir por un lado, dejar la infraestructura lista para un futuro canal hacia Figueroa y empalmar con el Canal de Dios, que abastece a un conjunto de poblaciones, para la producción del agro y de ganado", resaltó el funcionario nacional.




más artículos de Prensa - Ultimas noticias

VOLVER